Adopción en Hungría: Recomendaciones para el viaje (medio de transporte)

¿Qué medio de transporte elegir? 

Si os gusta conducir y el clima lo permite, sin duda alguna os recomendamos el coche.

Nosotros optamos por el avión, porque creíamos que entre octubre y finales de noviembre iba a hacer tanto frío y haber tanta nieve que sería imposible viajar en coche, pero no fue así. Una semana antes viajó otra familia desde el País Vasco, a la que conocimos allí que fue en coche y sin ningún problema y eso que su regreso coincidió con los atentados de París.

Si viajáis en coche propio, podéis llevar más equipaje y alimentos, además de que os ahorráis el alquiler de un coche en Hungría, que salvo que estéis alojados en Budapest (poco frecuente) es imprescindible. Dependiendo del modelo que elijáis el alquiler de un coche para el tiempo de estancia en Hungría oscila entre 900€ y 1.500€, con una compañía local pues las internacionales, duplican y en algunos casos triplican estos importes.

En otro post posterior os facilitaré la Ruta que nuestros amigos del País Vasco nos han dado para quien quiera viajar en coche, ruta que evidentemente deberá ajustarse en atención a vuestra ciudad de residencia.

En todo caso según la estación del año que os toque podéis consultar con la ECAI.

En nuestro caso, el viaje de ida lo hicimos con Iberia, en clase Business para poder llevar más equipaje y porque los precios eran aceptables, habiendo poca diferencia entre el precio de Business y la clase turista con facturación extra de maletas. Pensar que viajáis con regalos para el niño, para los padres de acogida, para la Asesora y las Consejeras… A la vuelta como venís uno más y hay juguetes del niño que por su tamaño ya no vais a poder traer, dispondréis de más espacio y podréis facturar las maletas de vuestro hijo.

Intentamos regresar con Iberia pero fue imposible no solo por los precios incluso en clase turista, sino también por los horarios y porque no había vuelos todos los días. Una vez tengáis la sentencia, lo que queréis es regresar a casa cuanto antes, no porque en Hungría se esté mal, todo lo contrario, sino porque echáis de menos vuestro hogar y estáis ansiosos porque vuestro hijo lo conozca.

Nosotros nunca habíamos volado en Business, o al menos la vez que lo habíamos hecho no hicimos uso de sus privilegios, pero lo cierto es que dado que en Madrid debíamos hacer una parada de varias horas, fue muy agradable esperar en las zonas reservadas con acceso a prensa, wifi, internet, bufett de comida incluida, baños, duchas… El embarque prioritario también es interesante, sobre todo a la vuelta si vuelas con un niño tan pequeño.

Aunque la vuelta la hicimos con al compañía Húngara de bajo coste Wizzair, contratamos por un suplemento un servicio adicional que permitía preferencia a la hora de embarcar y esperar en una zona reservada con bufett y WIffi, que fue muy cómodo para poder llegar con antelación al aeropuerto y que nuestro hijo no se cansara demasiado.

He de confesar que intentamos regresar el coche, pero la diferencia de precio era enorme.

Como ya comenté en un post anterior, volamos de Budapest a Madrid y, una vez allí, alquilamos un coche para llegar a casa, fue la combinación más rápida y también más económica.

Deja un comentario