Ya somos tres. La preasignación

Pasado unos meses, he encontrado el momento y el tiempo para contar cual ha sido el proceso desde que recibimos la llamada más esperada por todos, la preasignación de nuestro hijo.  Intentaré en los primeros post explicar un poco el procedimiento que entiendo a muchos les interesará, y en otros posteriores os daré información de nuestra estancia en Hungría y de la maravillosa adaptación familiar que estamos viviendo.

Era viernes 25 de septiembre de 2015 y como cualquier otro viernes por la mañana me encontraba en el trabajo cuando sonó mi teléfono móvil, cogí la llamada un tanto despreocupada sin conocer el número que figuraba en la pantalla, inmediatamente me dijeron que me llamaban de la Xunta de Galicia, de menores, y un escalofrío comenzó a recorrer todo mi cuerpo, cogí mi libreta de notas y me aparté a un lugar más privado, no soy capaz de recordar el contenido de toda la conversación, y aún ahora me emociono pensando en aquel día, no esperábamos recibir tan pronto esa llamada, pues apenas había pasado 1 año y 3 meses desde que nuestro expediente había entrado en Hungría.

 

Por teléfono las funcionarias nos dieron poco información, pero suficiente para calmar nuestra “curiosidad” y nerviosismo. Nos habían asignado un niño que tenía tres años (no esperábamos que fuera tan pequeño), nos contaron brevemente sus antecedentes familiares y sus gustos y nos emplazaron para el lunes siguiente a media mañana en las dependencias de la Consellería. Llamé inmediatamente a mi marido para decírselo y la emoción nos invadió a los dos.

Deja un comentario