Adopción en Hungría. Recomendaciones sobre la comida

La comida es algo distinta a la de España, se come mucho cerdo y vísceras pero también pollo, fiambres y embutidos de diversas clases,guisos, comidas fuertes y picantes, bollería y mucho pan, además de mantequilla y pimientos. Hay muy buena fruta y verduras, nos enamoramos de las mandarinas, grandes, dulces y muy baratas…

La comida en los supermercados es algo más barata que en España, sobre todo el pan, a excepción de la ternera que hay poca y cara. Es difícil encontrar pescado, ni siquiera congelado, el fresco que vimos estaba vivo y lo preparaban cuando lo comprabas.

Una recomendación, si usáis aceite de oliva, llevarlo de España, hay poco y caro, nada prohibitivo, pero si más caro que en España y hay poca variedad de marcas, ninguna conocida, al menos por nosotros.

El horario de los supermercados es amplio, abren casi de madrugada y no cierran hasta las 10 de la noche, alguno de ellos incluso abren 24 horas. De todas formas es mejor no ir demasiado tarde pues igual que en España algunos productos frescos escasean al última hora.

Comer fuera es muy barato y la verdad la cocina es muy sabrosa. Probamos en restaurantes más turísticos y en otros más populares y en la mayoría de la ocasiones salimos muy satisfechos, variedad, buena calidad, bien cocinado y un precio inmejorable, en otros post haremos alguna recomendación sobre restaurantes.

En cuanto a vuestro niño, supongo que no todos tendrán los mismos gustos, pero el nuestro quería comidas fuertes, guisos picantes, pan y helado. Solía desayunar una tostada de mantequilla con un fiambre típico parecido a la mortadela y una rodaja de pimiento crudo picante además de leche con Cola-cao. Al principio le costó aceptar ciertos alimentos, pero dado que está dispuesto a probarlo todo, ha indo incluyendo más alimentos en su dieta. Es cierto que en Hungría estaba más receptivo que en las primeras semanas en España, pero a día de hoy, come, casi siempre, muy bien. No quiero dejar de dar la razón a nuestras asesoras de Mimo, cuando nos decía que les encanta una barritas de queso y chocolate, la verdad al nuestro le encanta el queso, pero también el pollo, los espaguettis, las zanahorias, la pizza, las salchichas, el tomate, las judías, las albóndigas, las fresas, la manzana, el plátano, las cerezas, el pan… Y el pollo del KFC, que probó en Budapest muy picante y nos ha hecho repetir varias veces en España.

Deja un comentario