Restaurantes en Hungría: Nyiregyhaza

En Nyiregyhaza os recomendamos el italiano que está cerca del Zoo, de la piscina y del parque. Se llama ” La Terrazza Pizzeria”, es un restaurante italiano que nos recomendó la asesora de Mimo. Fuimos con la familia del país Vasco que también estaba adoptando en Hungría. Todo esta muy bueno, abundante y barato y el trato excelente. Me quedé con ganas de repetir. (https://www.google.es/maps/place/La+Terrazza+Pizzéria+és+Étterem)

En Nyiregyhaza además comimos en el autoservicio de la piscina, en otro italiano del zoo (ambos estaban bien) y merendamos o tomamos un helado en el Mcdonals y en el Burguer King.

Adopción en Hungría. Recomendaciones sobre la comida

La comida es algo distinta a la de España, se come mucho cerdo y vísceras pero también pollo, fiambres y embutidos de diversas clases,guisos, comidas fuertes y picantes, bollería y mucho pan, además de mantequilla y pimientos. Hay muy buena fruta y verduras, nos enamoramos de las mandarinas, grandes, dulces y muy baratas…

La comida en los supermercados es algo más barata que en España, sobre todo el pan, a excepción de la ternera que hay poca y cara. Es difícil encontrar pescado, ni siquiera congelado, el fresco que vimos estaba vivo y lo preparaban cuando lo comprabas.

Una recomendación, si usáis aceite de oliva, llevarlo de España, hay poco y caro, nada prohibitivo, pero si más caro que en España y hay poca variedad de marcas, ninguna conocida, al menos por nosotros.

El horario de los supermercados es amplio, abren casi de madrugada y no cierran hasta las 10 de la noche, alguno de ellos incluso abren 24 horas. De todas formas es mejor no ir demasiado tarde pues igual que en España algunos productos frescos escasean al última hora.

Comer fuera es muy barato y la verdad la cocina es muy sabrosa. Probamos en restaurantes más turísticos y en otros más populares y en la mayoría de la ocasiones salimos muy satisfechos, variedad, buena calidad, bien cocinado y un precio inmejorable, en otros post haremos alguna recomendación sobre restaurantes.

En cuanto a vuestro niño, supongo que no todos tendrán los mismos gustos, pero el nuestro quería comidas fuertes, guisos picantes, pan y helado. Solía desayunar una tostada de mantequilla con un fiambre típico parecido a la mortadela y una rodaja de pimiento crudo picante además de leche con Cola-cao. Al principio le costó aceptar ciertos alimentos, pero dado que está dispuesto a probarlo todo, ha indo incluyendo más alimentos en su dieta. Es cierto que en Hungría estaba más receptivo que en las primeras semanas en España, pero a día de hoy, come, casi siempre, muy bien. No quiero dejar de dar la razón a nuestras asesoras de Mimo, cuando nos decía que les encanta una barritas de queso y chocolate, la verdad al nuestro le encanta el queso, pero también el pollo, los espaguettis, las zanahorias, la pizza, las salchichas, el tomate, las judías, las albóndigas, las fresas, la manzana, el plátano, las cerezas, el pan… Y el pollo del KFC, que probó en Budapest muy picante y nos ha hecho repetir varias veces en España.

Adopción en Hungría. Recomendaciones sobre la ropa

En cuanto a que ropa llevar, evidentemente dependerá de la estación del año en la que os toque viajar, pero la experiencia me ha demostrado que la mayoría de los días os pondréis ropa y calzado cómodo, siendo suficiente llevar un par de conjuntos algo más serios para el día de la vista y el juicio, aunque tampoco es imprescindible. Evidentemente dependerá del estilo habitual de cada uno y las costumbres que se tengan a la hora de vestir.

En cuanto a llevar ropa para vuestro niño, es una duda que entiendo a todos se nos plantea. Sabemos que por la foto es difícil conocer la complexión exacta de nuestro hijo y por tanto acertar con su talla, pero no podemos resistirnos a llevarle algunas prendas compradas en España para él con todo nuestro cariño. Nosotros llevamos a la práctica este razonamiento lógico, puesto que además nos habían dicho que allí se podía comprar todo lo que necesitáramos a buen precio.

Llevamos algunas prendas, camisetas, jerséis, calcetines, una cazadora… lo más fácil, nada de pantalones ni de calzado. La primera semana vuestro hijo sigue viviendo con sus padres de acogida quienes si es pequeño como en nuestro caso, os dan una mochila con una muda si va a pasar todo el día  con vosotros fuera de casa, de modo que habitualmente, no necesitáis hacer uso de otra ropa. Transcurrida la primera semana llega la convivencia, para la cual los padres de acogida os preparan una bolsa con alguna de la ropa del niño, calzados y juguetes.

Nuestra idea fue ya la primera semana buscar algún sitio para comprarle ropa. Nosotros terminamos comprándole algo de ropa en tiendas que hay en España, como Zara, C&A o H&M, que había en algún centro comercial, no tan grandes como los de España, excepto en Budapest. En los hipermercados también había ropa para comprar, pero optamos por estas tiendas por los precios. El calzado se lo compramos en Zara. La verdad en cuanto a ropa y calzado, lo precios son más o menos los mismos que en España. Ciertamente cada uno tiene unos parámetros de gasto en ropa, pero si vais con la idea de comprar todo en Hungría porque es más barato que en España, lo cierto es que no es así. Por el contrario si puedo decir que la ropa es del miso estilo que la que se vende en nuestro país.

Viaje a Hungría: Ruta en coche desde el País Vasco

En este post, reproduzco la información con sus opiniones que nos facilitaron nuestros amigos del País Vasco que llegaron a Hungría unos días antes para adoptar a su hijo y que hicieron el viaje en coche. Ellos viajaron a recogerlo con su hijo mayor, por ello las estancias en hoteles fueron para tres personas en el viaje de ida y para cuatro en el de vuelta.

IDA

Día 1 Desde el origen  – Besançon 924 km

Unos 57 euros de autopistas

Dormimos en un hotel “de paso” que está en el mismo peaje.

Premiere Classe Besancon Ecole Valentin

Es un hotel muy limpio de los que la puerta de la habitación da a la calle. La habitación y el baño son muy pequeñas pero es para lo que es. Llegar, dormir e irte.

Habitación para tres, impuestos incluidos, 43 euros. El desayuno a parte , 5 euros persona.

Día 2 Besançon-Viena ~ 10 40 km

Cruzamos la frontera alemana por Milhouse, cada GPS te manda por una ruta pero  en Km son prácticamente iguales.

Aquí se paga una autopista de 19 euros hasta la frontera alemana. Cruzar Alemania es gratis pero continuamente tenias que aminorar la velocidad porque hay una barbaridad de obras. Al entrar en Austria cogimos la viñeta mínima, 8 euros. (Hay países en Europa donde en las autopistas no hay peajes pero debes sacar una tarjeta, cuyo importe varía en función del tiempo que se vaya a usar, en Hungría pasa lo mismo, si se alquila un coche el primer mes va incluido, luego se renueva en las gasolineras, menos 20€ por un mes y puedes circular por la autopista Húngara que quieras, las veces que quieras)

En Viena dormimos en el hotel Hoffinger, es un hotel un poco antiguo que esta alejado del centro (no vimos nada de Viena) pero limpio y gestionado muy bien por gente joven. El precio de los tres, desayuno bufete incluido 76€. Creo que en Viena no se puede pedir más.

Día 3 Viena – Miscolc ~ 243 km

Aquí poco que contar, 20 euros de viñeta y a instalarnos. Son pocos km porque era el día que habíamos quedado con la Asesora de la Ecai.

En fin , mas o menos este sería un resumen del viaje de ida

VUELTA

Día 1 Budapest -Piacenza   947 km

15 euros la viñeta para cruzar Eslovenia, 22,30 euros de autopista en Italia. Carretera con mucho tráfico.

Dormimos en el Stadio Hotel. Es un hotel a las afueras, en una especie de polígono industrial, 84 euros habitación para cuatro con desayuno buffet incluido.

Dia 2 Piacenza- Irun  1203 km

30 euros autopista italiana, 71,60 euros de la autopista francesa. A pesar de la diferencia de km (unos 100) para nosotros es mucho mejor la ruta por Alemania.

Adopción en Hungría: Recomendaciones para el viaje (medio de transporte)

¿Qué medio de transporte elegir? 

Si os gusta conducir y el clima lo permite, sin duda alguna os recomendamos el coche.

Nosotros optamos por el avión, porque creíamos que entre octubre y finales de noviembre iba a hacer tanto frío y haber tanta nieve que sería imposible viajar en coche, pero no fue así. Una semana antes viajó otra familia desde el País Vasco, a la que conocimos allí que fue en coche y sin ningún problema y eso que su regreso coincidió con los atentados de París.

Si viajáis en coche propio, podéis llevar más equipaje y alimentos, además de que os ahorráis el alquiler de un coche en Hungría, que salvo que estéis alojados en Budapest (poco frecuente) es imprescindible. Dependiendo del modelo que elijáis el alquiler de un coche para el tiempo de estancia en Hungría oscila entre 900€ y 1.500€, con una compañía local pues las internacionales, duplican y en algunos casos triplican estos importes.

En otro post posterior os facilitaré la Ruta que nuestros amigos del País Vasco nos han dado para quien quiera viajar en coche, ruta que evidentemente deberá ajustarse en atención a vuestra ciudad de residencia.

En todo caso según la estación del año que os toque podéis consultar con la ECAI.

En nuestro caso, el viaje de ida lo hicimos con Iberia, en clase Business para poder llevar más equipaje y porque los precios eran aceptables, habiendo poca diferencia entre el precio de Business y la clase turista con facturación extra de maletas. Pensar que viajáis con regalos para el niño, para los padres de acogida, para la Asesora y las Consejeras… A la vuelta como venís uno más y hay juguetes del niño que por su tamaño ya no vais a poder traer, dispondréis de más espacio y podréis facturar las maletas de vuestro hijo.

Intentamos regresar con Iberia pero fue imposible no solo por los precios incluso en clase turista, sino también por los horarios y porque no había vuelos todos los días. Una vez tengáis la sentencia, lo que queréis es regresar a casa cuanto antes, no porque en Hungría se esté mal, todo lo contrario, sino porque echáis de menos vuestro hogar y estáis ansiosos porque vuestro hijo lo conozca.

Nosotros nunca habíamos volado en Business, o al menos la vez que lo habíamos hecho no hicimos uso de sus privilegios, pero lo cierto es que dado que en Madrid debíamos hacer una parada de varias horas, fue muy agradable esperar en las zonas reservadas con acceso a prensa, wifi, internet, bufett de comida incluida, baños, duchas… El embarque prioritario también es interesante, sobre todo a la vuelta si vuelas con un niño tan pequeño.

Aunque la vuelta la hicimos con al compañía Húngara de bajo coste Wizzair, contratamos por un suplemento un servicio adicional que permitía preferencia a la hora de embarcar y esperar en una zona reservada con bufett y WIffi, que fue muy cómodo para poder llegar con antelación al aeropuerto y que nuestro hijo no se cansara demasiado.

He de confesar que intentamos regresar el coche, pero la diferencia de precio era enorme.

Como ya comenté en un post anterior, volamos de Budapest a Madrid y, una vez allí, alquilamos un coche para llegar a casa, fue la combinación más rápida y también más económica.