El comienzo de una aventura

La idea de tener hijos fue algo que tuvimos presente desde casi el principio de nuestra relación, aunque la dejamos a un lado hasta unos meses después de casarnos.

La realidad vino a demostrar una vez más que las cosas no suceden cuando uno quiere y que en ocasiones el camino para ver cumplidos tus deseos es más largo y sinuoso de lo que uno desearía.

Cuando se constataron los primeros inconvenientes ya pasó por nuestra mente la posibilidad de alcanzar nuestro sueño con la adopción, teníamos cerca una experiencia similar y muy satisfactoria, sin embargo optamos en primer lugar por algún método “a priori” mas rápido en el tiempo y que parecía, menos complejo.

Después de varios intentos, no demasiados, infructuosos y ciertamente decepcionantes, intentando quedarnos embarazados con cierta ayuda medica y viendo que la madre naturaleza nos lo negaba, hemos decidido no esperar más, volver a una idea que ya inicialmente valoramos e iniciar los tramites para adoptar un niñ@. Ojalá hubiéramos tomado antes esta decisión!

Imaginamos que hasta ahora nuestra historia no es muy diferente a la de muchas otras parejas, incluso a la vuestra que nos estáis leyendo. Desde aquí me gustaría deciros que no debéis sentiros raros ni culpables, no podéis ni imaginar lo habitual que es esto en nuestro tiempo, cuantas parejas pasan por lo mismo y cuantas finalmente consiguen formar una familia por un procedimiento u otro.

Con estas palabras y con este blog solo queremos plasmar la historia de un proceso, el que será sin duda el más importante de nuestra vida, ayudaros en la medida de nuestras posibilidades para que conozcáis los entresijos del mismo y los pasos a seguir, demostraros que no estáis solos en esta maravillosa ” aventura” y daros todo nuestro apoyo.

No podéis ni imaginar lo que nos ayudó a nosotros conocer las experiencias de otras parejas.

Deja un comentario